miércoles, 20 de marzo de 2019

ALLÍ ABAJO, Y AQUÍ ARRIBA, ME PLANTO



Ha comenzado la quinta temporada de “Allí abajo” uno de los grandes éxitos de “Atresmedia” y al parecer apuesta segura temporada tras temporada.

Este vecino del mundo, seguidor de la serie, ya se ha decidido a no ver ninguna serie en el momento de su emisión, porque con tanto anuncio tiene la sensación de que los personajes, en este caso vasco-andaluces, o viceversa, apenas pueden abrirse paso en una maraña de publicidad. Añadiendo además al desconcierto, especialmente esta temporada, que muchos de los personajes ya aparecen “metidos” en anuncios calzados a la idiosincrasia, y nunca mejor dicho, de la figura en cuestión.

Al final este mundo de programación y contraprogramación nos va a convertir a los espectadores en misántropos perdidos y onanistas “seriófilos”, encerrados en un "laboratorio de gustos personales", porque lo de ayer, y comentado en casa en una especie de comité de crisis, o estado de la nación televisiva, no llegaba ni a lo que los fans de “La naranja mecánica” conocen como “el viejo mete-saca”, porque  para cuando “tocabas” el alma de los personajes, ya te sacaban de él con otra ráfaga de anuncios a modo de inhibidor para “series lovers”.

Bien pensado, y mientras en la vida real nos fríen a impuestos, una vez entrado en el mundo de la caja tonta, la publicidad sería lo más parecido a pagar todo tipo de tasas. Y hoy por hoy este vecino del mundo ya ha llegado a la conclusión, y ha tardado, de que “hasta aquí hemos llegado” y a partir de ahora, entre los ordenadores, tablets y las “Smart tvs”, va a ir a tiro hecho, y va a convertir su dedo en un asesino de anuncios, y cada vez que aparezcan, una ráfaga de flashes va a ser lo único que va a quedar de ellos. Y eso tampoco va a ser bueno para las casas anunciantes, que son, a la postre, quienes en cierta manera pagan las series.

En mi pueblo, precisamente uno de los de “allí arriba” siempre se ha dicho que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible, y que más anuncios que te saquen de las series los va a soportar la tía, o tío, del programador o programadora de la denominada parrilla televisiva. Por cierto, cualquier día de estos, este vecino se va borrando también de eso que se ha dado en llamar "lenguaje inclusivo" y que te hace andar calle arriba calle abajo de nuestro lenguaje buscando una salida lo más digna posible.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 17 de marzo de 2019

TRUMP, ¿CLONANDO ESPOSAS?


Tal como está el panorama actual, uno ya ni se escandaliza ni extraña por nada. Por eso al leer que últimamente está corriendo el rumor de que el Señor Trump en sus viajes y apariciones está utilizando dobles, o triples (vaya usted a saber) de su señora, Doña Melania, este vecino del mundo ya se imagina a Donald Trump disfrazado de domador, y más valiente que nunca, por aquello del presunto mal café que ya gasta de por sí la primera dama.

Dice la prensa estadounidense que durante una reciente visita a Alabama, la persona que le acompañaba, en calidad de esposa, naturalmente, es una doble. Insisten en que el pelo es peluca y que la bajada por la escalerilla del famoso Air Force One no responde a su habitual lenguaje corporal. Esa misma teoría asegura que hay cuatro o cinco Melanias, incluyendo la real. 

Lo más normal, y seamos sinceros, hubiera sido, “clonar”, por llamarlo de alguna manera, al Señor Trump, porque entre su melena y su piel anaranjada, pareciera de primeras más propenso a ser cambiado. Aunque de todas maneras, si ya bastantes problemas está causando el movido de Trump, otros tres o cuatro en la misma foto, sería un auténtico sin vivir.

A medida que estaba escribiendo todo lo anterior, he recordado que se acaban de cumplir cien años del nacimiento de Gila. Me ha venido a la mente el genial humorista al pensar en el cambio o no cambio de la primera dama. Ya que Don Miguel Gila solía decir, era el humor de la época, que todas las noches cuando el marido, así en general, estaba esperando a que su esposa acabara de desmaquillarse y de quitarse y ponerse cosas, siempre acababa asustado mientras se oía una voz conocida que decía: Paco, que soy yo…

Al final, a Trump en lugar de liarla parda por parte de los demócratas, y si cambias “Paco” por “Donald”, los sustos no controlados le vienen siempre del lado marital-y-cual…

*FOTO: DE LA RED

sábado, 9 de marzo de 2019

...QUE BUENAS SON, QUE NOS LLEVAN DE EXCURSIÓN



No vamos a dudar ahora de lo conveniente o no de manifestarse a favor de la mujer un 8 de Marzo, o en cualquier época del año, sino si es conveniente dejar solos a los políticos, políticas, en un momento de aire tan puro que, como visto ayer, pueden morir de sobredosis.

Ver a políticos, políticas, jugando a ser díscolos, díscolas,  y manifestarse por las calles en primera primerísima fila es peor que ver jugar a unos niños, niñas, a médicos, médicas, y pensar que eso es la Sanidad en España.

Aquellos lectores que siguen desde hace mucho a este vecino del mundo, saben que si algo no es es de derechas, pero lo de ayer de los partidos de izquierdas, porque los otros siguieron a su nivel, y al PSOE habrá que seguir, por ahora, incluyéndole en esa posición, fue de vergüenza ajena. Ocurre siempre, se les invita, o se auto-invitan, nunca se sabe, a un evento como el de ayer y acaban haciéndolo suyo

Esas ministras, y esa mujer del Presidente del Gobierno, porque en el fondo estaba ahí por eso, manifestándose con esa cara que eran la personificación de la alegría de vivir en primerísima fila de la “manifa”, un orgasmo de orgullo por llegar donde han llegado saliendo de un presunto patio de colegio obrero, (solo les faltó cantar eso de "Que buenas son las Hermanas Ursulinas, que buenas son que nos llevan de excursión").

Ayer la izquierda, parte de la izquierda, llegó al mismo punto de “tierra trágame” que aquel “Podemos” mucho más bisoño que el actual (aunque quizás, y es lo triste, volvería hacer lo mismo), que al enterarse de que podían hasta coger poder, si se juntaban con el PSOE, se descuelgan con aquella rueda de prensa, que era más la carta a unos reyes en los que no creen, exigiendo la vicepresidencia del gobierno, y unos cuantos ministerios, ya puestos a pedir, los más importantes.

En toda propuesta siempre se corre peligro en pasar “de las musas al teatro”, pero esos políticos, políticas, que una vez fueron chicos, chicas, universitari@s, deberían aprender a verse en cualquier momento desde la distancia, y comprobar que sus representados, a los que siempre mencionan cuando les conviene, más de una vez, y ayer fue uno de esos días,  se sintieron rojos, pero no rojo comunista, sino rojo abochornado, por comprobar que sus representantes lo único que saben es “jugar” con sus sentimientos, y en cuanto tocan algo de poder, se montan en él y vuelan, hasta que el globo estalla y el que se rompe la crisma es, como siempre, el votante, la votante, que ayer se fundía de violeta e ilusión.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 4 de marzo de 2019

NO ME TOQUES LA PANDERETA...



Llevo varios días en los que al levantarme tengo la sensación de que estoy sentado en esa atracción de feria que se denomina, entre otros nombres, “La Pandereta”; y que aquello poco a poco empieza a girar, pasando de la incomodidad hasta la creciente certeza de que te vas a convertir en el primer astronauta español lanzado sin escafandra en una especie de “catapulta loca”.

Me levanto esta mañana, despertarse vendría más tarde, y en la radio Aitor Esteban, del PNV (otrora lanzado al estrellato de la cámara parlamentario por un Mariano Rajoy forzado a disfrazarse de bardo en construcción, con aquel "Si quieres grano, Aitor, te dejaré mi tractor"), entrevistado por Carlos Alsina, en Onda Cero. Y he sentido que es como cuando se acerca la primavera y todo rezuma naturaleza y polen, solo que perdemos en el cambio, siempre perdemos en el cambio, y ahora lo único que se acercan, ¡y casi nada!, son las elecciones; y todos, como el conejito de Durazell, con las pilas puestas, preparados a venderte su producto antes de que te des cuenta de que lo están haciendo.

Tras oír brevemente una versión del independentismo catalán pero con acento bilbaíno, dudo entre cortar un par de naranjas para hacerme un zumo o hacerme directamente el “harakiri”. No hay duda, mejor me hago un zumo, ya que la alternativa dejaría, como mínimo el suelo perdido, y La Nuri, mi sufrida, no me lo iba a perdonar, y buena es ella, seguro que removería, y nunca mejor dicho, Roma con Santiago, para que no pudiera descansar en paz, o visto de otra manera, para recordarme eternamente, que las mujeres siempre tienen razón.

Lo dicho, La Pandereta va a continuar, y estos días, entre las elecciones en ciernes, y el 8 de marzo, con el día internacional de la mujer trabajadora, yo directamente ya estoy escribiendo con papel de fumar, por el "por si acaso", ya que los ánimos se exacerban. Eso sí, me sigo preguntando cómo en un país con una visión tan feminista a flor de piel, siguen triunfando programas como “Sálvame”, o “GH Dúo”. Por cierto, hace mucho tiempo que no me valen respuestas como “yo veo el programa para después ponerlo a parir”. Porque sería lo mismo que oír que una pareja vecina se pelea continuamente, y tú lo único que haces es apostar para ver si aciertas ese día quién de los dos gana. Como se dice en mi pueblo, y me imagino que en el tuyo, o en tu capital si te pones exquisito: O somos o no somos.

*FOTO: DE LA RED



domingo, 17 de febrero de 2019

A LA AMÉRICA PROFUNDA CON VIGGO (...A ESTAS ALTURAS DE LA PELÍCULA)



Sí, la noche de los Oscar ya se vislumbra en el horizonte, el 25 de Febrero (horario español), y uno, este vecino del mundo, quiere ir poniéndose al día en lo que a las películas que pueden convertirse en protagonistas de esa gala.

Hoy he tenido la suerte de poder ver “Green Book”, una de las películas que tiene más nominaciones de la Academia de Hollywood, cinco. Aunque hay otras, como “Roma”, con diez nominaciones, y “La Favorita”, con otras diez, que parecen intentar arrollarla en el camino del éxito.

El argumento gira en torno a Tony Lip Vallelonga (el Señor Mortensen), que es un vigilante/guardaespaldas/chofer/y lo que haga falta del famoso Copacabana, que al quedarse sin trabajo un par de meses, recibe la oferta de convertirse en el chofer (y más que previsible "mozo para casi todo") de Donald Don Shirley (el Señor Alí), quizá una de las mentes, según la película, más creativas del jazz internacional,  en un tour de trabajo por la América profunda. 

El director, Peter Farrelly, uno de los hermanos, junto con Bobby, responsables, reconozcámoslo aunque nos duela más de una vez ese cine de humor de trazo grueso, de exitazos como “Dos tontos muy tontos” (Dumb & Dumber, 1994) y “Algo pasa con Mary” (There´s Something About Mary, 1998), tras muchos años de hacer un cine desvergonzado, se pone las pilas para hacer un cine serio, que no es lo mismo que aburrido.

Al frente del reparto, dos intérpretes que muy bien pueden estar en uno de sus mejores momentos en sus carreras respectivas: Viggo Mortensen y el ganador del Oscar por "Moonlight", Mahershala Alí.

Lo cierto es que Green Book, basada en hechos reales, es una película que te va envolviendo muy poco a poco, con historias de un Estados Unidos recién entrado  en los sesenta, y con un conflicto racial a punto de estallar otra vez. Relatada como una “road movie”, cada parada será origen de una pequeña nueva aventura.

A destacar también, al tratarse de una película "de época", la recreación que se hace de  personajes y lugares (casas, calles y carreteras) que se han cuidado al máximo para que esos buscadores de "meteduras de pata" se sientan frustrados.

Una historia llena más de sugerencias que de apuntar con el dedo para remarcar momentos importantes. Nos hace sentir, al menos a este vecino del mundo le ha ocurrido, una inequívoca sensación primero de "voyeur" ante una historia que no es nuestra, aunque poco a poco llegamos a sentirnos "parientes", uno más, en esa gran familia, que vista desde nuestra órbita, de una vida afortunadamente bastante acomodada, no deja de darnos la sensación de que abusan un mucho de "Tony Lip", el prota, y de su esposa.

Antes de terminar, comentar que, personalmente, cada vez que encuentro una película con Viggo Mortensen dentro, lo considero como una garantía de que cuando menos será interesante, y prueba de que una vez un actor es conocido, y reconocido, ya no importa dónde pueda residir. Porque el Señor Mortensen (y recuerdo que este año está entre los finalistas al "mejor actor principal") desde hace más de siete años residiendo en Madrid, sigue siendo considerado para muy importantes roles a nivel mundial. 

Si os encontráis con "Green Book" cerca, visitarla, porque de una u otra manera pasará a formar parte de una de las capas de tu experiencia, que como en las cebollas, reforzarán para siempre tu persona. Totalmente recomendable.

*FOTO: DE LA RED




domingo, 27 de enero de 2019

LOS HÉROES DE NUESTRO CUENTO


Domingo, de hecho último domingo de Enero. Bien pensado se podría decir que, este mes, en sí mismo, está diseñado para cerrar las puertas con el exterior, así en general, y no salir del bunker de tu hogar, de tu vida,  hasta bien comenzado Febrero, que además es un mes más bien "cortito", como si estuviera siempre en obras o algo así, para que cuando te des cuenta estés más fijándote en la primavera, y no en todo el invierno anterior.

Y es que este mes no nos ofrece más que tristezas este año, especialmente con un nombre, Julen, como tristeza de las tristezas, y su fatal desenlace. ¡Descanse en paz! 

Y mientras, nosotros, el españolito de a pie, imitándose a sí mismo, siendo los más listos, especialmente a toro pasado, los más honestos, pero que no nos pongan las cosas fáciles para trincar... que solo se equivocan los demás. Ni aprendemos de nuestros errores, ni aprenderemos jamás. Quizás, porque en nuestro ADN no está el concepto de "equivocarse". Y cada vez más, especialmente con las llamadas nuevas tecnologías, aplicamos los "cinco minutos de gloria" a cualquier cosa.

"El yo estaba allí", o "yo lo dije primero" rige nuestros días. Queremos ser los primeros en todo, eso sí, y una vez más recordar que sólo se equivocan los demás, que son tristemente imperfectos. Nosotros, los héroes de nuestro cuento, nunca nos equivocamos. Es más, no comprendemos como los demás tienen la mira tan pequeña.

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

martes, 15 de enero de 2019

APRENDIENDO A COMPRENDER...



Quizás si ahora se quisieran hacer chistes sobre "colmos" y, por ejemplo, las redes sociales y nuevas tecnologías, lo que le ha ocurrido a este vecino del mundo, muy bien pudiera al menos, sugerir una sonrisa.

Tras prácticamente sin entrar en mi propio blog desde Navidades, por motivos que me niego a repetir ya más por cansinos que por ciertos, me encuentro que mi propio dominio me manda mensajes-sugerencias para que haga algún texto nuevo. 

Cualquier día, y bien pensado no estaría nada mal, me encuentro que mi propio blog me los escribe, a la manera de controladores altavoces inteligentes, por ejemplo, llamados Alexa, o similares, que estas fiestas ya pasadas han debido de hacer su Agosto en Diciembre. Y que, quizás, la formación/deformación, y los años o siglos, que este vecino del mundo ya va acumulando, o todo uno, le recuerdan más a esclavos  que a servidores inocentes, más que nada por aquello de que nadie da nada por nada...

Por cierto, gente que sabe, que la debe haber, ya ha puesto su grito en el cielo indicando que para que la tal Alexa, o similares, te obedezca, primero necesita un periodo de aprendizaje en el que entre otras cosas, te espía en tus usos y costumbres... O lo que viene siendo, en cierta manera,  una experiencia con una nueva pareja, pero naturalmente sin amor. Y ya puestos a repetir experiencias, como con La Nuri, mi sufrida, nada de nada, porque seguramente la rareza, la extrañeza, el duro aprendizaje seguro que estuvo en aprender a quererme, después de haberme descubierto... Ella siempre me lo puso cristalino...

*FOTO: DE LA RED

martes, 1 de enero de 2019

PRIMERO DE AÑO CON CIERTO AROMA A NAUFRAGIO....




Me había imaginado que de hacer un post el primer día del año, seguramente mencionaría en algún momento el nuevo vestido Pedroche, y así va a ser, pero del meollo de la cuestión, lo que va a ser la chicha del post ni me hubiera imaginado porque viene a raíz de una noticia de la que este vecino del mundo se acaba de enterar.

En primer lugar, y sin ganas de crear misterios en algo que no lo tiene, diré, que si fuera amigo de Cristina Pedroche, personalmente le aconsejaría dejar de arriesgar en los vestidos “Uvas de Nochevieja”, porque el primero de ayer, peligros que tiene el tener una mente juguetona, me llevó a emparejarla mental e irremediablemente con un Tom Hanks de “Naufrago” mientras, quizás, su personaje todavía sufría delirios por su muela infestada. Y cuando alguien parece que está a medio vestir, o vestido con prisas, algo falla. 

Para otros dejaré el nombre de la diseñadora, tipo de telas y horas de taller que ya la prensa está incluyendo. Ya para terminar “tema Pedroche”, el segundo vestido sí fue más un acierto, y con cierto aire isleño además, dedicada, y por lo que tengo entendido, "patrocinada" por los Canarios.

Esta mañana mi reloj parlanchín, me ha incluido una noticia, gentilmente difundida por ¡HOLA! en la que anunciaba que Ricky Martin ha sido nuevamente padre, esta vez de una niña.

Últimamente a ciertos famosos parece que los niños sí les llegan de París y por correo certificado con una facilidad que al menos desconcierta en el momento en el que sale a la prensa.

Ya se sabe que Ricky, el Señor Martin, es un buen amigo de Miguel Bosé, y quizás influido por este pensamiento, y por lo ocurrido recientemente en la vida privada del cantante hispano-panameño, o como sea ahora el punto en que se encuentran sus papeles, ya que debe de residir en estos momentos en México, me pregunté si la hija será solo del portorriqueño, o con su pareja, porque al final, y como se decía antes, si tarifan quizás nos llevemos una sorpresa y cierto tufo a esperpento... 

Al final, ya se sabe, la culpa es del que mira, que siempre, siempre es un malpensado. Porque ciertos famosos nunca hablan de su vida privada, solo te venden la moto de su sencillez cuando tienen un nuevo trabajo, que por esas casualidades de la vida, es el mejor.

Sigo padeciendo un cierto aroma a naufragio... espero que sólo por la visión de un vestido. Sí, seguro que más de uno, y una, me llamarán, como mínimo, malpensado, y es que como decía la canción "Soy rebelde porque el mundo me ha hecho así..."

*FOTO: DE LA RED


lunes, 31 de diciembre de 2018

ÚLTIMOS INSTANTES



Este vecino del mundo ha estado ponderando un buen rato sobre qué decir en el último post del año. Y como uno no tiene el poder de ser genial, o estar sembrado, en cada momento, ha  tomado la determinación de que lo mismo que piensa cenar esta noche en un atuendo que los pijos denominarían “casual”, y que en el pueblo que me vió nacer, Elgóibar, describiríamos como “de andar por casa”, que es como realmente me siento bien, en este post, el último de este año, solo quiero hablar de vosotros, ya que el resto del año ya aprovecho para hablar de lo que me mueve y me conmueve.

Hablando con el corazón en la mano, metafóricamente hablando, por supuesto, si no sería cuando menos engorroso e incluso complicado, os deseo que se cumplan todos vuestros planes, y que hagáis lo que verdaderamente os pidan vuestros respectivos cuerpos, dentro de un orden naturalmente, y sin volvernos locos. Respetando, por supuestísimo, a los demás y a sus respectivas maneras de ver la vida.

Ya hace tiempo que este vecino si tuviera que diseñar su “alma interior”, sería más bien de tendencia minimalista, y en colores de gama “blanca inocencia”.

Si nuestras vidas fueran historias escritas, el libro de este año se cerraría hoy, y el mañana, como en realidad ocurre, seguro que es otra historia, aunque el protagonista, tú, sea el mismo.

Un abrazo a cada uno de vosotros, y un muy feliz año nuevo.

*ILUSTRACIÓN: DE LA RED

domingo, 30 de diciembre de 2018

TOM HANKS Y SU NAVIDAD



Oigo por la radio, después descubro por Twitter que ha debido de ser el 27 de Diciembre, que Tom Hanks imbuido por el espíritu navideño, se supone, ha aparecido por una hamburguesería, de esas de carretera, y se ha sacado fotos con todos los clientes que han querido, incluso tomando las fotos él mismo, mientras les invitaba a lo que quisieran.

Hasta ahí la noticia o la falta de ellas, vaya usted a saber. Después vendrá si el aroma, o el tufo, del suceso, atrapa tus pensamientos y le das al magín sobre la razón que ha tenido el actor para hacerlo.

Digamos, naturalmente, que no es la misma percepción de un norteamericano de este hecho, que puede variar desde el interés más especial a la misma mirada de una vaca viendo pasar un tren, que el de un español, sea el que sea, siempre lleno de razón y mala leche a partes iguales.

Desde el prisma de un norteamericano, quizás todo vaya cercano a normalizar el trabajo de un actor. Y forma parte de ello, tal vez también, el demostrar que son seres humanos y que eso de estrellas, y de vivir en un planeta aparte era más en los años cuarenta y cincuenta. Que tienen malos días, como todos, aunque en los mejores, puedan ganar millones.

Ahora, si Tom Hanks hubiera hecho eso en España, a los cinco segundos, y me sobran cuatro, alguna asociación de algo ya le había metido una demanda  por apología. De promocionar con su gesto, por ejemplo, la comida "rápida", o peor de todo, la comida "basura". Eso, si no se presumía, entre silencios y gestos sugerentes, de que una carrera, la suya, que en los últimos tiempos no era tan buena como parecía, estaba siendo alterada por comportamientos, como el comentado, que pudieran poner su buen juicio en solfa.

En España , y piensenlo un poco, los gestos solo sirven para jugar al mus, y eso si tu compañero es avispado, porque en el resto de la vida, muy posiblemente se malinterpretará. 

Si tienes algún amigo famoso, aconsejale, y saldrá ganando, que antes de dejarse llevar por el corazón, se vaya poniendo en contacto con sus abogados; sí, varios.

*FOTO: DE LA RED