miércoles, 5 de diciembre de 2018

EL PASAPORTE DE TU MEMORIA


Hay palabras  que por no usarlas frecuentemente tienen para ti una inequívoca forma de túnel del tiempo, o que al decirlas, te trasladan a muchos años atrás. Hoy me ha ocurrido, esta noche me acaba de ocurrir, al oír a un locutor de la radio la palabra "jarana".

"Jarana", para este vecino del mundo, tiene aroma a finales de los cincuenta. A cosas que hacían los mayores, los hombres, cuando salían de casa y se juntaban con la cuadrilla; a  "Karpy" en la copa del "aitá"
(aunque Soberano, según la publicidad, fuera cosa de hombres), olor a "Farias" los fines de semana, y a "jazzband" en las fiestas del pueblo.

Personalmente, nunca he pasado una "jarana". En mi época  de juventud, los setenta-ochenta, éramos más de irnos de "juerga", o si se iba alargando, convertirla en "gaupasa", como decíamos los chicarrones del norte, aunque midiéramos uno sesenta y nueve justito
.
La época de "jarana" me retrotrae a la misma época de "el cine de las sábanas blancas" cuando insinuabas en casa que querías ir al cine y ya se estaba haciendo de noche, lo que en los setenta sería "irse a la piltra" pero con mucha más candidez, al menos a oídos de un niño de unos nueve años que seguía creyendo que los niños venían de París y que tus padres, por el mero hecho de serlo, eran, y siempre serían, perfectos.

En aquella época, mediados de los sesenta, la gente, así en general, era mucho más inocente, en el sentido de que eras lo que eras, sin intentar proyectar otra imagen, aunque también esa concepción puede estar motivada por esa mirada naíf que no tenía otro remedio que tener, más que nada por razones de calendario, este vecino del mundo.

Hay muchos tipos de viaje, y el de las palabras y sus recuerdos es uno de ellos. Viajes interiores con aroma añejo, y muchos de ellos, son los mejores, terminan con una sonrisa a modo de sello en el pasaporte de tu memoria.

*FOTO: DE LA RED

viernes, 23 de noviembre de 2018

LA MARIPOSA Y SU EFECTO


Lo de este fin de semana que tenemos por delante, con relación a la cumbre europea sobre el Brexit, que si son churras o merinas, o que si nos ponemos de acuerdo todos los países sobre las condiciones brítanicas para, como se diría en mi barrio, darse el piro, tiene pinta de que se va a parecer al famoso parto de los montes.

La postura que tomaría este vecino del mundo es clarísima, pero avisa desde ahora que es totalmente visceral, por aquello del famoso "hasta aquí hemos llegado". 

Llevamos mucho tiempo en que lo más parecido posible a la postura con la que se nos mira en europea sería el famoso "tomarnos por el pito del sereno". Y si no, recordemos cada vez que hemos tenido, a nivel europeo, problemas con Puigdemont. los países implicados han hecho de su capa un sayo, y poco más o menos nos daban a entender que nos buscáramos la vida, que eso de echar una mano...

Este vecino del mundo está totalmente convencido de que es el momento de preguntar, este domingo, por aquello tan famoso de ¿Qué hay de lo mío?

Y si no se arregla con antelación las discrepancias con el asunto de Gibraltar, pues se vota que no al acuerdo sobre el Brexit. Y no vale eso de que la Señora May tiene problemas con los suyos, porque el estado de Pedro Sánchez a nivel “doméstico” diríamos, tampoco está para echar cohetes.


Y si hay alguna duda de la postura a tomar, deberíamos de preguntarnos qué pasaría si fueran los alemanes, por ejemplo, los que tuvieran algún problema. Se paraliza todo hasta que se quitaran el problema de encima. 

¿O es que tenemos alguna duda sobre lo que ocurriría si "los hijos del la Merkel" tuvieran alguna cuita? Se paraliza Europa hasta que la mariposa y su efecto dejaran de aletear cerca de Alemania.

No puedo dejar de pensar, y seguro que quizás no tiene nada que ver con lo que ocurre ahora, en aquella viejecita británica que al volver de sus vacaciones de Benidorm este verano, se quejaba amargamente a su "tour operator" de que se hablaba mucho español en Benidorm.

Ya para terminar, debemos de recordar ese famoso refrán: Más vale ponerse una vez morado que ciento colorado... Y está claro que este fin de semana será el momento.

*FOTO: DE LA RED

lunes, 19 de noviembre de 2018

AHORA DISFRAZADAS DE ANUNCIO, PERO YA ESTÁN AQUÍ...



Hay regresos, o intentos, que son más largos que lo que al menos se intuía en el momento de decidirlos.

Este vecino del mundo, y la mayoría de los que le siguen lo saben, está atravesando una dolencia ocular que le hace no sentirse, en las mejores maneras para hablar de lo divino y lo humano. Pero esa misma costumbre que tenía de sentarse muy a menudo con los suyos, para plantear ciertas circunstancias, le hacen echaros de menos.

Hoy he visto un pequeño anuncio con Elton John como protagonista, para la cadena John Lewis & Partners,  y me ha llegado al alma, y aunque en el día de la presentación, 14 de Noviembre, del nuevo anuncio de la Lotería de la Navidad, me hice el estrecho, y me puse de perfil, para evitar el esfuerzo que todavía supone para mí el comentarlo, hoy con el gran pequeño Elton no he querido borrarme.

Creo que el anuncio, o la pequeña, en realidad, película que se nos cuenta, tiene un planteamiento valiente, porque la figura de Elton, en sí misma, puede enganchar y repeler aún mismo tiempo, ya que una misma vida da para eso y para más.

Mensaje, el anuncio, que va directo al corazón, y que recuerda que un regalo también puede trascender y ser un algo más. 

Bonito, muy bonito, el detalle que se nos trae en bandeja, de que ese piano, ese regalo, sigue existiendo, como una especie de guía, o de testigo algo más que mudo, y que en realidad apalea la idea que se hace del regalo actual: inmediatez y caducidad extrema.

Las Navidades, nadie lo dudaba, ya están aquí, para muchos disfrazadas de "entrañables". Al principio disfrazadas de Black Friday, por ejemplo. Mucho de consumismo con una sabia mezcla de recuerdos y sentimientos.

Si de todas maneras, nos van a meter la mano en la cartera, esta vez al menos que lo hagan con arte, el que siempre ha tenido  un roquero de pro llamado Elton John, con sus manías,y con sus carencias. Por aquello de que el que esté libre de pecado que tire la primera piedra...

*FOTO Y VIDEO: DE LA RED






sábado, 13 de octubre de 2018

ELLOS MISMOS



Con la cantidad de medicamentos que ingiere mi ojo izquierdo, hasta cuatro diferentes y han llegado a ser cinco, en lucha con una ameba despiadada, cualquier día voy a tener como mínimo una especie de borrachera de imágenes, y quizás me ocurra como a Pedro Sánchez y Señora, que han estado bordeando, en el besamanos real del 12 de Octubre, el darse las manos y saludarse ellos mismos.

Estos días también ha tenido lugar una imagen muy similar pero mucho más sugerente, esta vez en el Museo de cera, de Madrid,  y con la eterna  Reina de Corazones, Isabel Preysler, y su pareja actual, Mario Vargas Llosa, que en todo un alarde de imaginación y algo de poesía romántica, La Preysler de hoy ha tenido un aparte con la Preysler de ayer. Lo curioso del caso, al menos para este vecino del mundo, es que hace unos meses le toman las medidas a la Señora Preysler, y le hacen una réplica, pero ya con los liftings y cambios incluidos, en una especie de “Barbie Filipi-glamurosa”.

Este vecino, respecto al caso de la Señora Preysler y su doble, o en este caso, “mitad”, tiene varias dudas: ¿El Museo de Cera quería hacer una réplica de la joven Isabel, o de la Isabel de ahora, y se les ha ido la mano? Y lo que es mucho más importante ¿Acabará la Isabel verdadera dentro del Museo y utilizarán la “nueva moza” para fiestas y posados varios? ¿Nos seguirán diciendo eso de que la belleza está en el interior, o eso solo quedará para el cuento Disney?

De todas maneas, desde un punto de vista de defensor de la cultura, que obviamente nunca me corresponderá, como también existe una versión en cera de Mario Vargas Llosa, de hace unos cuantos años, que además se exhibe en otra de las salas del mismo museo, este vecino destinarla al muñeco Mario a ser el acompañante silencioso y sonrisa fácil, mientras el de carne y hueso debería de dedicarse a lo que es realmente bueno: escribir. Pero ya se sabe eso de que el hombre dispone, y... la Preysler dispone

*FOTO: DE LA RED

sábado, 6 de octubre de 2018

LA CADUCIDAD DEL PARIPÉ



Dos de la tarde de hoy sábado en uno de los supermercados de EroskI. Todos, trabajadores y clientes con prisa porque en treinta minutos se cierra. Una de las cajeras pregunta en voz alta pero sin gritar: ¿Alguien ha visto una mariconera?


Este vecino del mundo, con ganas de guasa, pero siendo consecuente con las tendencias actuales, y con ansias, lo reconoce, de ganarse alguna batallita personal, vistiendo cara, eso si, de la más pura inocencia comenta: Ahora no será políticamente correcto decir “mariconera”, verdad?. Además, bien pensado…¿Cómo se dirá? Mariconera, mariconero, mariconera y mariconero…

Más de uno, y una, me han mirado y han abierto la boca en ademán de contestar, pero como si les fallara el aire, la han cerrado, y mirado hacia otro lado, como quien intuye que tiene que huir de una zona muy peligrosa, o cuando menos con cierto miedo a una cámara oculta.

Hace mucho tiempo que en España se confunde el sentido del humor con la falta de tacto. Y muy al contrario, en plena dictadura franquista una revista satírica llamada “La Codorniz”, toreaba (verbo también ahora difícil de declinar) todos los temas , sin que la censura le pudiera meter mano. Por cierto, revisando muchos de sus chistes, valdrían para nuestra situación actual. Quizás, sea verdad eso de que "no hay nada nuevo bajo el sol", aunque tal vez los nuevos o los novatos siempre somos nosotros.

Cuando pones una lupa sobre los cierres falsos, las costuras resaltan a la primera, y en nuestra sociedad actual el paripé de hoy deja paso indefectiblemente al paripé del mañana, y las fibras del velcro que las une y desune se van acumulando en la epidermis de nuestra moral, haciéndonos sin duda mucho más maleables y manejables, si es que eso ya le sigue importando a alguien...

*FOTO: DE LA RED

martes, 2 de octubre de 2018

POR SIEMPRE, AZNAVOUR...



Desde esta atalaya expresar ese gran dolor que siento por la pérdida de Charles Aznavour,  un gran artista, que unía varias facetas, como la de escritor, compositor, cantante y actor.

Por correo interno ya he recibido comentarios  vuestros recordándome esa gran casualidad de que en el último post de este blog (https://patxipe.blogspot.com/2018/09/mareas-de-la-vida.html) lo mencionara adjuntando además foto y un vídeo con una de sus grandes actuaciones, y a los pocos días...

En este caso al menos sirve, esa casualidad, para demostrar, aunque seguro que no hace falta, que estas letras son muy sentidas, y no un mero paripé.

Aznavour, francés de origen armenio, es una de esas personas que siempre se han definido como hechas así misma, aunque quizás, y bien pensado, fue la historia de ese momento, una Europa convulsa, la que moldeo ese carácter, quizás como el junco, que el viento lo bandea hacia un lado y otro, pero que nunca lo partirá.

Aunque en sus comienzos, aquellos flirteos y colaboraciones con Edith Piaf,  se le pronosticó una carrera corta, sus mas de siete décadas de actuación, ya que ha fallecido a los 94 años, ha sido otra manera más de discordar con el entorno.

Compositor de múltiples temas, más de mil, y éxitos, se pueden citar "La Bohemia", "Venecia sin ti"; "Formidable"... Los empleaba además, para dar rienda suelta a su histrionismo con grandes interpretaciones como el dramón que describe en "La Mama". Dejó también interpretaciones nada desdeñables en el celuloide como "Disparen sobre el pianista" y "El tambor de hojalata".

El público más joven le puede relacionar con la película "Notting Hill", ya que comienza y termina con uno de sus temas, "She", "Elle" en el original. Primero con versión cantada en inglés por el mismo Aznavour, y dejándole a Elvis Costello el honor de cerrar esa bonita comedia, que en el caso de este vecino del mundo tiene costumbre de degustarla una vez al año.

Como sólo se puede decir de los grandes: "Charles Aznavour ha muerto, ¡Viva, Charles Aznavour".

Ya solo le quedaba ser leyenda, y ahora lo es. Descanse en paz.

*FOTO Y VIDEO: DE LA RED




sábado, 29 de septiembre de 2018

MAREAS DE LA VIDA



Las mareas de la vida te van llevando de aquí para allá, con pocas cosas que podamos hacer, salvo los deseos y aficiones que te ayudan a remar  hacia donde supones que puede estar tu futuro. Y esas mismas mareas se encargan algunas veces de cruzarte con personas que un día estuvieron, por ejemplo, en tu mismo curso y que durante mucho tiempo después no supiste nada de ellos.

Hace unos años, diez aproximadamente,  comprobé que la marea de la vida me había depositado muy cerca, la calle contigua, de un compañero de estudios al que perdí la pista al salir del instituto. Hablando con él entonces descubrí que era médico, y que años después, por diferentes contactos, y como consecuencia de una larga enfermedad, conocí que se había jubilado antes de tiempo.

Esta semana pasada, y desde el centro del mismísimo despiste que me poseía y me hacía suyo, una voz saludándome me rescató a la vida en directo. Era él, que parecía querer un poco de cháchara. Al preguntarme qué tal me encontraba, le dije que no le había visto, que perdonara, y aproveché para informarle, como ya he comentado en este mismo blog (https://patxipe.blogspot.com/2018/09/el-otro-alienbasado-en-hechos-reales.html), que una ameba había convertido mi córnea en su nidito de amor y de cuidado de sus crías. 

Para mi sorpresa, no sabía, porque me lo preguntó, qué era una ameba. Esa pregunta, viniendo de un médico, que lo seguirá siendo mientras viva, aunque ya no ejerza, me sorprendió tanto, que solo acerté a decirle que era un “bichito”, y fingiendo prisa prácticamente me arrojé a la entrada de una panadería que nos estaba deleitando con sus cálidos aromas, y no he vuelto a coincidir con él.

Hay cosas que nunca comprenderé, como que a un médico le suene a chino la palabra “ameba”.

Aunque este vecino quedó tremendamente impactado por la evidente carencia  del galeno, su mente le llevó a otro momento en las mareas de su vida en que ocurrió  cuando menos algo tan chocante.

Este vecino tenía desde hacía unos meses una compañera de trabajo, que el primer día nos la presentaron como Licenciada en Filología francesa, y haber vivido unos tres años en París, con lo cual se suponía que estaba muy integrada en el día a día francés.

En un momento dado, meses después, este vecino estaba tarareando “La bohème”, de Aznavour. Me chocó que no la conociera. Y le dije que era de Charles Aznavour, a lo que ella  me preguntó con cara de quien quiere repetir exactamente un jeroglífico, quién es Charles Aznavour. De pronto la oficina me pareció inmensa, y perdí de vista a mi compañera.

Aquel día comprendí que hay preguntas que directamente lo único que hacen es separar eternamente, como una ola traicionera, y sabes a ciencia cierta que ninguna otra marea de tu vida volverá a uniros.

*FOTO  Y VIDEO: DE LA RED



miércoles, 26 de septiembre de 2018

JUGANDO A EPATAR



Menos mal que cuando este vecino comienza la ceremonia de preparar un post, lo primero que hace es sentarse. Porque hoy, se podía haber caído.

Si siempre se ha dicho que una imagen, una foto, vale más que mil palabras, la imagen del día no las ahorra sino que las invita a salir a modo de hemorragia en la yugular: a borbotones.

Quizás ya en una especie de vicio bloguero, automáticamente al ver la foto de Los Trump y Sánchez juntos, me ha venido, y en este orden, una palabra y un juego de palabras que nos desemboca en un chiste:
Este vecino del mundo considera que Los Sánchez han jugado a “epatar” y han ganado por goleada.

Tiene que ser difícil, al menos este blogger así lo considera, resultar al menos pelín hortera cuando posas con unos norteamericanos, que siempre se ha rumoreado, que ellos el kit hortera, o incluso el gen, el gen hortera, ya lo traen de serie. Pero Pedro Sánchez y  su esposa los han derrotado en su propio terreno y con sus propias armas.

Llamen a este vecino, naif, o incluso catedrático en naif, pero la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia del gobierno la había considerado como prueba inequívoca de que los unicornios azules existían, y que había probabilidades de alcanzar un estadio cercano a “por una vez hacerlo bien para todos los españolitos de a pie”, pero ha sido solo un juego, y ni siquiera de espejos para realizar un truco. Los Sánchez, Pedro y Begoña, son una variante de “nuevos ricos”,  los encantados de haberse conocido tan sobresalientes y puros”.

Entre nosotros, este bloguero debe de confesar que pertenece al grupo de los que en su casa dicen la última palabra, o palabras, “sí cariño”, por aquello de no tener que dormir en el sofá frecuentemente,  pero me aparece mi mujer con ese vestido más americano que “Superman”, partiendo de que la decisión de ponerse ese modelo fuera de ella, y como mínimo le digo que lo siento pero que me acaba de sobrevenir una jaqueca, y que al menos este vecino no puede ir a la fiesta con  Los Trump. Ahora que intentamos conjugar, con mayor o menor suerte, el verbo “conciliar”, la jaqueca, al menos, también se podrá compartir.

*FOTO: DE LA RED

**Este blogger en todo momento se ha negado a pensar que el modelito en cuestión, más cercano a los intereses de la MARVEL, fuera de un diseñador español.

lunes, 24 de septiembre de 2018

TELE DE AUTOR



¡Que sí! Que he llegado a la conclusión de que nos quieren cuando menos entretenidos, sino cabreados del todo.

Lo mismo que a los pollos de granja les aplican, por decirlo de alguna manera, una especie de microclima, mediante luces constantes, para que no paren de comer y comer, al españolito medio le quieren tener en tensión constante para así, mirando al tendido, sea más fácil robarle la cartera  y hasta su honor.

No se puede decir otra cosa, respecto al panorama televisivo, que si no ves, por ejemplo, Telecinco, para no colaborar con esa mafia que tienen montada para ver la vida a la manera que confecciona su fábrica, programas blancos, o series españolas se pueden contar con los dedos de las dos manos en cada temporada. Pero, por ejemplo, este martes vuelve en RTVE esa serie de gran éxito que es “Estoy vivo”, y la tienen que poner, para indefectiblemente seguir cabreándonos, a la misma franja horaria que en Antena 3 ofrecen la interesante y recién nacida “Presunto culpable”.

Saben, los jefes y las mentes pensantes de cada cadena, que la mayoría de los espectadores pueden bandear el problema viendo una serie en directo, y la otra, por ejemplo, mediante la página web de la cadena afectada. Parece que lo importante, sin embargo, es comprobar quién la tiene más larga (la lista de espectadores, claro). Aquí la imagen es nítida, esa del maño cabezón que al ver acercarse el tren a toda velocidad sentencia eso de: ¡Chufla, chufla, que como no te apartes tú!

Y al final, así nos van a tener, apartados de una cadena de cabecera, y preparándonos, como en la cocina de un buffet, que picas de aquí  y de allí, y al arrimar tu plato repleto de retales culinarios donde está el resto de tu familia o amigos, bautizas a tu "engendro" con el consabido “cocina de autor”. Y lo triste, es que no has mentido, sino que inventas cada día diversas maneras de sobrevivir, por lo menos, ante tanta mala leche.

*FOTO: DE LA RED


domingo, 23 de septiembre de 2018

EL OTRO ALIEN....BASADO EN HECHOS REALES



¡Lo que son las cosas! Comenzaba este septiembre con un post titulado “…A media asta, los ojos” (https://patxipe.blogspot.com/2018/09/a-media-asta-los-ojos.html) en el que a modo de “burla burlando” relataba lo mal que me lo estaba pasando  con mi ojo izquierdo, con una presunta conjuntivitis y los equívocos que podía producir entre mi aparente tristeza, de la mitad de mi cuerpo, y el parecido con esta España nuestra que está como está.

Pues bien, el asunto ha traído cola, y lo que parecía ser una persistente conjuntivitis ha derivado a algo más parecido a la “invasión de los ultra cuerpos”.

Si de bien nacido es ser agradecido, este vecino le tiene que tener en un eterno pedestal a la Doctora Raquel Ruiz Ayestaran, del “Hospital Universitario Donostia”, y a sus colegas con los que en ese mismo momento consultó, que desde un primer momento no dudó en que delante de ella podía tener a la “Acanthamoeba” que había convertido mi cornea en su “nidito de amor”.

Ahora este vecino del mundo ya está en manos del Doctor Txomin Alberdi, verdadero especialista en córnea, y su relato  del comportamiento del “bicho” que tenemos delante, y que en el peor de los supuestos pudiera haber devorado mi ojo. Al ser atacado por los medicamentos, lo primero que hace es enquistarse hasta tiempos que le sean más benévolos. Lo cual ya nos ha dirigido a un panorama más cercano al primer y mejor/peor “Alien”, pero sin nave espacial.

El Doctor Alberdi ya ha explicado a este blogger, en su versión más humilde de paciente-por-mucho-tiempo, que el abanico de posibilidades que se nos ha abierto va desde los tres a los seis meses, y que la calidad de las imágenes irá variando muy poco a poco.

Ahora, a este vecino transmutado en concursante sin quererlo de una especie de “Masterchef Viral”, y nunca mejor dicho, solo le queda la lucha hora a hora, porque tiene cinco diferentes medicamentos a repartir según las horas del día.

Mientras, la visión de ese ojo es más parecido a estar detrás de una mampara y ver sólo colores y formas. Pero la diferencia que hay entre el mal bicho que se ha convertido en ocupa de córnea, es que él solo tiene mala leche, y este vecino está lleno de esperanza, y la esperanza es vida y nunca negatividad.

Todo eso, sin mencionar la gran ocasión que este vecino está teniendo de identificar a amigos en los malos momentos. 

Desde el epicentro del problema, sin duda, seguiremos informando, pero siempre a su debido tiempo... 

*FOTO: DE LA RED

** Este post está totalmente dedicado a J.A.F.C.  Él ya sabe por qué.