miércoles, 17 de julio de 2019

¿ME LO DICES, O ME LO CUENTAS?



Veo en los informativos de televisión, primero con incredulidad, después totalmente irritado, que por de pronto ya hay dos hoteles, uno de cuatro estrellas y el otro de cinco, en Canarias,  que ofrecen descuentos  para ciertas áreas de su establecimiento si se rechaza el servicio de limpieza de sus habitaciones, y todo ello bajo la excusa de no maltratar el medio ambiente con los productos que se utilizan durante el mantenimiento de las mismas.


Se veía venir, en realidad no se veía venir pero es la evolución lógica.
Este vecino del mundo siempre lo ha tenido claro, desde el momento que alguien se decidió a cobrar por aquel perejil que en todas las tiendas, al menos en el pueblo, se nos ofrecia gratis, se abrió la veda a todo.

Hace ya muchos años, cuando Don Xabier Cugat, ya anciano, se vino a vivir a España desde los Estados Unidos de América, recuerdo como si fuera hoy, que en una entrevista además en un programa de televisión que hoy sería considerado de máxima audiencia, prime time, él se comprometía a vender cajas vacías, eso sí, con  una premisa primordial, una gran camapaña publicitaria. ¡No era nadie el Señor Cugat!

El sindicato CCOO del archipiélago canario, naturalmente, rechaza las ofertas (uno de los establecimientos ofrece un descuento del 15% en su restaurante cada día que no uses el servicio de limpieza; y el otro 20 euros de crédito para gastar en el hotel) porque está más que claro que de esa manera "reducen la calidad del servicio".

Cualquier día, y si no al tiempo, iremos a un restaurante de esos que tienen más alto el precio que el nivel de su cocina, y al pedir unas buenas alubias, nos sacarán los productos en crudo, eso sí en unas bonitas cajas de diseño, y nos dirán que qué crueles somos con el medio ambiente. Que se nos tendría que caer la cara de la vergüenza. ¡Hay que joderse!

El problema de tener la cara no tan dura, sino de conglomerado, no es que los que tienen ideas de bombero para ahorrarse dinero en cualquier cosa, y cada vez más bajo la bandera de “salvar la naturaleza”, se crean listos, muy listos, sino que a todos los demás nos toman por tontos.

Que te venga un establecimiento hotelero, infestado de turismo veraniego, que ya por definición es veneno para la naturaleza, no por sí mismo, sino por la cantidad de insensatos borrachos que se alojarán  en él, poniéndose la capa, a estas alturas de la película, de cuidar la naturaleza es simplemente vergonzoso

La mayoría de las veces la realidad supera a cualquier guion cinematográfico por original y osado que pretenda ser.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 13 de julio de 2019

DE "CORTI" "CORTIJO", O NO...



En una semana en que la tierra política ha estado más yerma que la obra del mismo nombre de García Lorca, este vecino del mundo que siempre, de corazón, se posiciona con el más débil, ha sentido casi como suya esa sentencia favorable a Javier Santos con respecto a esa demanda de paternidad a Julio Iglesias.

Y es que la naturaleza es sabia, y muchos juegos extra-maritales o también escarceos juveniles, son recompensados al cabo del tiempo con prácticamente un clon, para evitar malentendidos y saltos y ausencias de memoria. Si no que se lo pregunten a Manuel Benítez, e incluso a Carlos Baute.

Aquella demanda anterior, entonces realizada por Edite, madre de Javier Santos, y que ganó en primera instancia en 1992, sin embargo no acabó bien, claro está, para los intereses de la demandante, ya que el recurso de apelación hizo que la Justicia se inclinase finalmente a favor de Julio Iglesias, dictaminando en ese sentido el Supremo en 1999 por defecto procedimental.

Ahora, al menos así lo cree este vecino del mundo, la sociedad ha cambiado mucho, y en pleno, al menos aparentemente, "empoderamiento de la mujer", quizás ya no trague ese fuego amigo de la estrella de la canción que en forma de periodistas, al menos sino amigos, sí simpatizantes por la cantidad de entrevistas que les había regalado, y que algunos sibilínamente, pero la mayoría descaradamente, pusieron a caldo al punto más débil y desconocido, Edite Santos, bailarina portuguesa, pero que la retrataron casi como una buscona.

Ahora, el que o la que tenga …”bemoles” que se retrate, se retracte, o incluso ambos.

De todas maneras, con esa fiebre de “lo políticamente correcto”, ya nunca oiremos declaraciones por la tele, del estilo, y hablando un famoso de su descendencia, “tengo varios potrillos herrados y más de uno sin herrar” mientras con una sonrisa nos hacía participe de su chistosa manera de ver la vida.

De la España “cortijo” de entonces, ahora nos hemos quedado tan solo en “corti”, quizás de “corticoides”, ya que solo conviene fijarse en nuestro alrededor, y entre programas de corazón que pretenden “salvarnos”, realities dopados desde su comienzo, y políticos trileros, podemos describir nuestra situación actual, simplemente con el título de una película de culto: “Amanece, que no es poco”.

*FOTO: DE LA RED


viernes, 12 de julio de 2019

CUANDO ERES EL "PROTA" A TU PESAR...



Ayer me intentaron robar. A este vecino del mundo le intentaron robar, y no es una dramatización de algo inventado para colarlo como real y al final dar una especie de moraleja. No, ayer me intentaron robar.

Eran las siete y media de la tarde, y ya llegaba tarde a la estación de autobuses de Donosti, esa tan nueva y tan caduca en su tamaño desde que la hicieron. Intentaba acceder desde el exterior mediante el ascensor que hay al terminar el puente de María Cristina.

Nada más posicionarme en frente de la puerta metálica, y darle al botón, un chico muy joven se colocó a mi derecha dándome conversación en algún idioma extranjero que no identifiqué, y quise creer que a lo mejor era francés, pero no lo tengo nada claro. 

Uno con los años se va desencantando de todo, y hace tiempo que llegó a la conclusión de que la vida, tristemente, es una merienda de negros, con perdón para la gente de color (que ahora, eso sí, hay que ser siempre políticamente correctos, aunque luego la vida no no lo sea contigo). Y como la mayoría de la gente va a lo suyo directamente, este vecino siempre desconfía al encontrarse con alguna muestra de simpatía. 

Quizás fue eso, el estar alerta por una simpatía que no venía a cuento, me hizo sentir un leve contacto en el bolsillo de mi camisa a la altura de mi corazón.  Instintivamente miré, y vi como una mano  se alejaba, vacía que era lo principal, de mí. A esa persona no le había detectado todavía. Un chico muy joven también.

Uno nunca sabe cómo va a reaccionar en un momento así, porque, como todo, una cosa es la teoría  y otra… la vida real. Empecé a gritar a ambos, y el propietario de la mano que intentaba delinquir desapareció con el primer chillido. No creo que hablaran castellano, porque “el simpático” me hacía gestos de que él no sabía nada, de que aquello no iba con él. A los quince segundos, aproximadamente, y tras ver que su posición no colaba, optó por tomar las de Villadiego.

Y ha sido la primera vez, mi primera vez, que he tenido que marcar el 112, por aquello, de que “no lo hago por mí, sino para evitar un mal trago a otros”. Porque personalmente, como se dice coloquialmente, salvé los muebles, y como me conozco, me evité un gran cabreo, si me hubieran robado, por habérmelas dado con queso. 

Y, por cierto, comprobé una vez más, para aquellos que todavía lo dudan, que el “Gran Hermano” existe, ya que mientras me tomaba declaración la Ertzaintza, encantadores por otra parte, uno de los agentes ya se dio cuenta de que había una cámara que había captado todo.

Tomándomelo con filosofía, diré que es una pena que por una vez que soy el "prota" en una película a toma única además, ni la voy a ver, ni puede optar a ningún premio. Aunque, que todo acabara bien, para mí al menos, siempre se puede considerar que es todo un premio en sí mismo.

Ya para terminar, y lo que son las cosas, uno no puede olvidar, ni quiere, las instrucciones, se supone que vitales, que hace mucho tiempo le daba su madre, como todas las madres que eran crías durante la guerra. 
Y si me hubiera pasado algo, amatxo, que estás donde están todas las amatxos buenas, tranquila, porque me acababa de poner muda limpia…

*FOTO: DE LA RED

lunes, 8 de julio de 2019

DONOSTI NO ES HOLLYWOOD...



Por “El diario vasco” este vecino del mundo se entera de que Elsa Pataky y su marido Chris Hemsworth han vuelto de vacaciones a Donosti, donde todavía se encuentran en compañía, como se decía antiguamente, de sus tres retoños.  Y es que quizás, por aquello de que el movimiento se demuestra andando, han querido refrendar otra vez ese amor a primera vista que ya habían mostrado el año pasado por unos paisajes, unas gentes, y que ya nos hacíamos eco, hace unas tres semanas, de unas declaraciones de Mr. Hemsworth (https://patxipe.blogspot.com/2019/06/la-teoria-del-tiempo-chicle.html)
diciendo que con la excepción de Australia, San Sebastián sería el lugar donde le gustaría vivir.

Y en más o menos dos días comienza el rodaje del esperado film de Woody Allen. Difícil se nos va  a poner a los que queríamos seguir manteniendo a Donosti como un Edén solo para iniciados. Y es que el turismo de mochila y juventud por todas partes, sólo puede traer comercios, que ya los hay en demasía, y restauración copiada de otros lugares, y que nos haría perder nuestras señas de identidad.

Estaría bien un cameo de la vida real entre el Señor Allen y el Señor Hemsworth en cualquier esquina de la Parte Vieja donostiarra. Siempre se ha dicho que Woody Allen es maestro en improvisar gags en sus guiones, aunque mucho me temo si así fuera, que primero habría que “improvisar”, también, más de una reunión de los despachos que llevan la carrera de ambos profesionales, y colocar más de un asterisco en esa famosa letra pequeña…

Ya me perdonareis pero si ya Donosti para sus habitantes puede resultar más que cara, después de ese respaldo australiano-norteamericano, en cuestión de precios podríamos vivir en un continuo día de la marmota, pero encallados en unos precios a lo “víspera de San Sebastián”.

Los turistas, por propia definición de la palabra, vienen y, especialmente, se van, y los residentes pagamos los platos rotos el resto del año. Eso sin olvidar que además debemos de ser hospitalarios de todo corazón, ese mismo órgano, "corazón", que se nos pone a prueba cada vez que pedimos la cuenta, y que más de una vez hemos tenido que aclarar que no queríamos pagar la cuenta de todos. 

Donosti será cada vez más una ciudad de película, pero nosotros, sus habitantes, no somos estrellas ni ganamos como tal.

*FOTO: DE LA RED

sábado, 6 de julio de 2019

CON LA BOCA ABIERTA


Lo bueno que tienen los dentistas es que siempre te dejan con la boca abierta; y tras pasarte la factura, también te dejan, como acto reflejo, con el trasero apretado, quizás para evitar nuevas sorpresas.

Así se ha quedado este vecino del mundo, con la boca abierta y el trasero apretado, al comprobar que Doña Ana Obregón ha retomado sus posados que desde los años 80 nos recordaban que ya había llegado el verano. Y que el año pasado, debido a la enfermedad de su hijo, más de uno entre los que este vecino se incluye, tuvo la sensación de que era un verano de segunda o tercera división al no celebrarse ningún posado por parte de la decana en inaugurar veranos.

De todas maneras, y siendo sincero, este vecino siempre ha admirado a La Obregón más que por esos posados subvencionados, por esa capacidad de remodelar el tiempo, no el meteorológico, sino el que se cobija en los calendarios y las arrugas. Y es que a ella, a Doña Ana, desde que era Anita, los años le han ido pasando a menor velocidad que al resto de los mortales. Os lo dice este vecino que de ser más joven que ella, ya es mucho más mayor.

Este jueves pasado, también fue un día de quedarte con la boca abierta y el culo apretado al comprobar que, debido a lo que se estaba dilucidando para Murcia, más que en Murcia mismo, hay ciudadanos políticos que coinciden para tomar un café durante más de cuatro horas con esos que son tan de derechas que están en el "Finisterre derechíl", y no se reúnen para nada más. Al salir tampoco hubo atisbo de que a los Ciudadanos les temblara el pulso por lo largo que había sido el café, a no ser que tomaran muchos de la modalidad de “agua chirri”.

Sería conveniente, quizás, poner control antidoping a nuestros políticos, e incluso más de una vez esa sería la respuesta a comportamientos anómalos, como ese de poner cordones sanitarios  a diestro y siniestro como si no hubiera un mañana.


Por cierto, y ya para terminar, lo de poner cordones sanitarios en el fondo puede ser una manera fina de indicar que quieren tener el trasero cerrado; porque por la boca, al menos, no paran de hablar. Y ya se sabe que "hablar" es requisito indispensable para poder decir tonterías, que uno también está en su derecho de poder hacerlo...

*FOTO: DE LA RED



lunes, 1 de julio de 2019

JULIO Y SU RAYA



No sé si os pasará lo mismo que a este vecino del mundo. Pasar esa raya  ficticia que separa la primera parte del año a la segunda siempre me genera esa sensación de cómo están las expectativas creadas al comienzo de año, sobre los deberes a realizar para cambiar a mejor, se supone.

Si fuera justo, lo debería de resumir con una frase que con frecuencia empleaba esa gran filósofa, y doctorada por la Universidad de La Vida, que fue mi madre: “Caca de la vaca”. Tan sencillo como eso: Caca de la vaca. O en palabras más bonitas, pero que enmascaran o maquillan la realidad: Aquellos castillos en el aire, y será por el cambio climático o por lo que sea, cayeron, como cayó la inocencia de Casta, que se seguirá llamando, o mejor dicho llamándole, así pero que ya no lo es.

Quizás este sentimiento entre realista de las cosas que son como son, y ese poso humorístico con un regusto amargo es lo mejor, o menos malo, para seguir adelante bailando el tango de la vida cuando muchos de nosotros nacimos con menos ritmo que un caracol de piedra.

Tengo un amigo, otro filósofo, éste  lo es de las pocas tascas que van quedando, que ayer me decía que si la primera parte del año no ha sido muy allá, entendiendo por “allá” positiva, habrá que prepararse porque “segundas partes nunca fueron buenas”.

La verdad es que de siempre, estos meses de Julio e incluso Agosto me han alucinado por las declaraciones que suelen hacer a la alcachofa televisiva todo ese tipo de gente, famosa o famosilla, que realmente además nunca has tenido muy claro lo que hacen, partiendo de que hagan algo, salvo estar en primera línea de cámara.

Los más, y las más, de ellos suelen poner cara de sacrificio para decir “sacaremos unos días para descansar” y cuando menos, luego lo ratificas un año tras otro, con noticias que vas oyendo de aquí y de allá, que confunden el no trabajar con el descansar, ya que no perdonan ningún festejo, y siempre tienes la sensación de que están más ocupados que el resto del año.

Hemos cruzado la raya, pero habrá que andar con cuidado en no pasarse de ella. Porque entre otras cosas este vecino, al menos, ya tiene una edad que las cosas todavía todas, pero como hubiera dicho cualquier obispo, ya en pequeñas “diócesis”.

*FOTO: DE LA RED

domingo, 30 de junio de 2019

MISCELÁNEA CON MONO MARITAL...



Último día de Junio, y a lo tonto ya nos hemos comido medio año como quien dice,  y faltan unas horas para comenzar la segunda parte del 2019, que seguramente, y como cada uno cuenta la feria como le va, cada vez va más rápido e incluso, desgraciadamente, sin frenos ni marcha atrás.

Con las dos semanas anteriores ya nos habíamos acostumbrado (porque aquí, en nuestra España, más de dos veces ya se puede considerar como “tradición”) a tener un fin de semana con boda e incluso bodas (tres eran tres las hijas de Elena) y esta semana nos han dejado con el mono marital.

Al final habrá que pedir al gobierno de turno, cuando lo tengamos, que cada fin de semana haya mínimo, como las farmacias, una boda de guardia, que nos alegre la parrilla televisiva, y hasta desatasque las llamadas cloacas del estado,  para que al menos circulen más que hedores, otros aromas.

Hoy he de confesar que me siento, entre otras cosas, desplazado, quizás tanto como la bandera del Orgullo en el Ayuntamiento de Madrid, y que no me digan que no es para tanto. Desde el momento que ha ocurrido, hay un claro por qué, y ya sabemos que dirán, quienes toman las decisiones, que su electorado se lo pide, dando a entender allá en el eco del subconsciente que ellos solo son unos mandados, y que hacen todo lo que su electorado les solicita.

Momentos como ese, el desplazar una bandera por otra, un asunto por otro, siguen haciendo que se siga jugando con los colores nacionales para uso y salvaguarda de unos cuantos.

Ese ataque homófobo en un McDonald de Barcelona, con esa más que lapidaria frase de “¡Te voy a hacer heterosexual a hostias!” tiene como definitorio el que hay tantas excusas como quieras, ya que el atacante, según él, y se puede escuchar en el vídeo, estaba preocupado, al menos eso dice, porque había niños que iban a ver cómo iba vestido el ya agredido (al menos en su amor propio).

Al ver un tuit de Albert Rivera condenando ese ya comentado ataque homófobo,  llámenme mal pensado, pero como acto reflejo me llegó la imagen añeja de esa nota que todos hemos llevado de casa al colegio en la que se explica que el niño mañana tiene que salir antes porque tiene que ir al dentista.

Por cierto, los blogueros o “bloggers”, también tenemos nuestro electorado, y debemos de cumplir con las expectativas que en su día pusieron en nosotros, y que vamos intentando renovar post a post y cada vez que nos vestimos por los pies...

*FOTO: DE LA RED

viernes, 28 de junio de 2019

...TAN PELIGROSO COMO NACER FÓSFORO


Entre bochorno y excitación por malas vibraciones, llevo unas cuarenta y ocho horas con la sensación de que soy un fósforo ante tanto calor en el ambiente, y en cualquier momento voy a entrar en combustión.
Y es que se ha juntado todo. Una especie de cabreo general, en el que yo no pacto contigo porque soy más patriota que tú, y porque sigo las directrices que nuestro electorado nos ha dado. Como si mi electorado fuera mejor que el tuyo, o al menos más “electorado”.
Esas ganas, también, de reescribir nuestra historia, e incluso nuestra histeria, aunque todavía esté caliente de lo reciente que es. Y tú no tienes que salir en la tele, porque es la que pagamos todos. Pero…¿y si pertenece a un partido que está legalizado? Pues tampoco, no sea que algún futuro electorado se contamine del mal que puedan llevar sus palabras.
Siempre he visto a España, y los lectores de este blog lo saben más que de sobra, como un cortijo, y estaba convencido de que no había nada peor…. Pero lo hay, y es ver a España como una guardería, e incluso como, los más cursis se referirían a ella así, un jardín de infancia, en el que tal como están las cosas, muchos, por su comportamiento  parecen estar "condenados a la infancia” para siempre. Y ya se sabe, que nadie puede ser más cruel que un niño.
Lo dicho, llevo unas cuarenta y ocho horas con la sensación de que soy un fósforo, y ni Ciudadanos y su ambigüedad ante el todo y la nada, ni sus cordones sanitarios a la izquierda de Dios padre y señor nuestro nos van a liberar de un momento tan flamígero.
En estos días, y ya para terminar, parece ser que también se ha puesto de moda el recomendar ver la serie “Chernobyl”. Y si dices que ni la has visto ni la quieres ver, por aquello de evitarte sufrimientos innecesarios, parece que la tierra se rompe bajo tus pies y caes en el abismo más abismal. 

Intentando sostenerme en el alero de la duda, he contraatacado diciendo que en cambio he visto la serie de Movistar “Hierro”, por si convalida una serie por otra. Y además de intentar hacer patria, ya que es una serie española, con una Candela Peña en estado de gracia, es un thriller que se deja ver muy bien; evitando al mismo tiempo posibles fugas radioactivas que pudieran derivar de la otra... ¡Ni por esas!
*FOTO: DE LA RED

domingo, 23 de junio de 2019

EL EFECTO MORTADELO


Viendo ayer el despliegue de medios de Telecinco para la boda de Belén Esteban, y del sábado anterior, con la boda de Pilar Rubio y Sergio Ramos, quizás llegue el día, muy pronto tal vez, en que los sábados tengamos programada en la cartelera televisiva "La boda de la semana".

Lo que me sigue haciendo gracia, no lo puedo evitar, es que los colaboradores en el plató se pongan "de tiros largos", como si en cualquier momento fueran a llegar a la ceremonia o al ágape. Los lectores de mala uva le podrían llamar a ésto, el efecto Mortadelo,  ya que no debemos olvidar que ese personaje de tebeo se disfrazaba a conveniencia, según en cada momento el tema que se mencionara.

Todo eso, el vestirse ad hoc, tendría un pase, si por ejemplo durante la Semana Santa, y suponiendo, que es mucho suponer, la "cadena alegre" retransmitiera actos religiosos, mientras los colaboradores en el estudio vistieran también largas túnicas con capirote, o un látigo de espinas en la mano, mientras lucen su espalda ensangrentada... 

Sí, lo sé también, que más de uno de los seguidores de este blog, estaría deseando conexiones con alguna playa nudista, mientras en el chiringuito del estudio, a más de un colaborador por el tipo de bronceado o no, se le vislumbrara la radiografía de ... su bañador.

Y es que, por si no quedara claro, en España siempre hemos sido más de aparentar que de ser, de parecer que de sentir. Ya lo decía Dominguín, "de qué me sirve acostarme con Ava Gardner, si mis amigos no se enteran".

Por cierto,  y ya para terminar, conviene recordar, y no es broma, que los concursantes de "Supervivientes", tienen por contrato el aparecer en el estudio al más puro estilo naufrago, como si de la isla al concurso  solo hubiera un paso hasta el plató del estudio. Lo dicho: apariencias.

*DIBUJO: DE LA RED

sábado, 22 de junio de 2019

MAD MAX YA ESTÁ AQUÍ...


Con días de los más indecisos climatológicamente hablando, teniendo en cuenta que este vecino del mundo vive y sobrevive en Euskadi, nos hemos plantado en el verano.

Y viendo las máximas que nos esperan, según los meteorólogos, para el próximo jueves: 44 grados en Zaragoza y Córdoba; 43 en Lleida, Logroño y Toledo; 42 en Ciudad Real, Huesca y Pamplona; 41 en Jaén, Madrid y Valladolid, y 40 grados en Burgos, Girona, Granada y Zamora, este vecino se pregunta: ¿Es necesario todo este alarde de grados nada más comenzar lo que todavía debería ser como una especie de "entrenamiento"?

No sé por qué pero hablando de una climatología "con sus cocinas trabajando a tope" desde un primer momento, instintivamente veo la cara de Trump y ese color anaranjado repipi de su epidermis, y pienso en todos esos que creen que el cambio climático es tan verdad como la niña de la curva. Y que esos lodos en forma de humos, gases e industrias desaforadas nos han traído unos barros que ya nos están afectando a todos, pero nuestros hijos, nietos y demás descendencia, que se vayan preparando, desgraciadamente, para "vivir casi-a-la-parrilla".

Para este vecino del mundo que tenía unos veinte años cuando comenzaron las películas de "Mad Max", a finales de los setenta, y ese futuro apocalíptico en el que el mayor tesoro iba a ser el agua, se puede decir que pasar del dicho al hecho ha sido tan largo como un parpadeo. Y ya no hace falta trasladarse a tierras australianas para que ese "rojizo-sed" más que una amenaza ya sea una triste realidad.

Mi enhorabuena a todos esos jóvenes que estos días se están manifestando en nuestras calles, y también pedirles perdón, mientras nos sacan los colores, porque a nosotros entre crisis y crisis nos han toreado y, al final, quizás, hasta nos hemos dejado torear por aquello de creer que el futuro nunca llega, y ya nos está mordiendo a realidades.

*FOTO: DE LA RED